La norma del ibérico ¿la conoces?

En Villar siempre hemos trabajado al lado de las administraciones que, en su defensa del mercado justo e información veraz al consumidor, han desarrollado diferentes legislaciones que regulan el mercado del cerdo ibérico. Quizá ha habido un exceso de cambios en la regulación que han podido despistar al consumidor pero, dicho esto, a todos los actores en este mercado nos corresponde la divulgación de la normativa vigente.

La actual normativa se aprobó el 10 de enero de 2014 y regula el sector, cambia las denominaciones de las diferentes categorías de producto y establece un sistema de identificación de los mismos mediante un precinto o etiqueta.

Su denominación es Norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico (Real Decreto 4/2014) y establece las características de calidad y marcado de estos productos. Norma BOE

En su etiqueta encontraremos la denominación de venta formada por la descripción del producto seguida de la alimentación y manejo del animal y de su porcentaje racial:

  1. Descripción: Jamón, Paleta, Caña de lomo o lomo embuchado. Nombre de la pieza para producto fresco.
  2. Alimentación y manejo del animal: De bellota, de cebo de campo y de cebo.
  3. El porcentaje racial del cerdo: 100% Ibérico e Ibérico.

Los jamones y paletas llevarán un precinto de distinto color para cada denominación de venta:

  • Negro:Bellota 100 % Ibérico. Cerdos 100% de raza ibérica alimentados con bellota.
  • Rojo:Bellota Ibérico. Cerdos criados con bellotas pero no son de raza ibérica pura.
  • Verde:Cebo de Campo Ibérico. Cerdos criados en la dehesa o campo y alimentados con hierba y piensos.
  • Blanco:Cebo Ibérico. Cerdos criados en un cebadero y alimentados sólo con pienso.

Así todas las piezas (jamones y paletas) van marcadas con un precinto identificativo o una etiqueta en el caso del lomo que nos indica el % de raza ibérica que tiene el animal del que procede.

Esta información certifica que ha estado sujeto a los más exigentes controles de calidad, desde el nacimiento del animal hasta que el producto sale a la venta. Es la única identificación válida, sin ella el producto no puede considerarse ibérico y por tanto comercializarse como tal.

 

 

Nuestra planta de Extremadura en Burguillos del Cerro (Badajoz), con una producción actual de 315.000 piezas (jamones y paletas ibéricos) es la encargada de la curación y procesado de nuestros  embutidos y jamones ibéricos, categoría cebo ibérico, cebo campo ibérico y bellota ibérico.