INDUSTRIAS CÁRNICAS VILLAR, PREMIO ESPIGA DE ORO AL MEJOR JAMÓN IBÉRICO D.O. “DEHESA DE EXTREMADURA”

La empresa Industrias Cárnicas Villar ha recibido el pasado lunes 25 de septiembre el Premio Espiga de Oro al mejor Jamón Ibérico D.O. “Dehesa de Extremadura”, que otorga anualmente la entidad Caja Rural de Extremadura.

La entrega de los premios del XVIII Concurso de Jamones Ibéricos D.O. “Dehesa de Extremadura” tuvo lugar en la finca El Toril que Caja Rural de Extremadura posee en el término municipal de El Carrascalejo, en un acto conducido por el conocido presentador de TV Primitivo Rojas, y por la gerente del Fondo de Educación y Promoción de la entidad, María Navarro.

Al acto también asistieron el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro; el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, así como el director general de la entidad, José María Portillo; la vicepresidenta de la D.O. “Dehesa de Extremadura, Elena Diéguez; además de una gran representación de las empresas que participan en los Premios.

El presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, ha valorado el “esfuerzo y la constancia” de todos los que se presentan a estos Premios Espiga, con los que la entidad quiere contribuir “a la promoción de los productos de la región”. Los Premios Espiga llevan reconociendo durante años los “mejores jamones del mundo”, como son los amparados bajo la D.O. “Dehesa de Extremadura”, un sello que garantiza una calidad mundialmente reconocida.

En la edición 2017 de este concurso se han presentado 16 jamones, con los que un jurado integrado por ocho expertos han valorado las muestras a través de una cata a ciegas. Tras la cata, el jurado ha otorgado la Espiga de Oro a Industrias Cárnicas Villar, por su Jamón Bellota “Sabores de la Dehesa D.O. Dehesa de Extremadura”.

Para finalizar la entrega de premios ha intervenido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha destacado la alta calidad de los productos de Extremadura, una bandera que hay que enseñar, ya que “como los jamones de la dehesa extremeña es prácticamente imposible encontrar cualquier otro”.

Industrias Cárnicas Villar está presente en Extremadura desde hace más de 15 años a través de su planta de producción en Burguillos del Cerro (Badajoz) y su marca de prestigio “Sabores de la Dehesa”. La empresa es, hoy en día, un referente en el canal retail, con un amplio portfolio de productos ibéricos de la más alta calidad para satisfacer la demanda de la hostelería más selecta y los puntos de venta que ofrecen a sus consumidores lo mejor de la gastronomía nacional.